jueves, 20 de agosto de 2009

Aclaraciones sobre la meditación



No se trata de...

...concentrarse en la respiración, sino de contemplar la respiración.
...no pensar, sino de que los pensamientos nazcan y mueran naturalmente.
...no sentir, sino de sentir sin reprimir o alimentar.
...relajarse hasta el punto de dormirse, sino de estar en calma de forma consciente.
...mantenerse despierto sólo porque "hay que estar consciente", sino de poner atención cuando el cuerpo no ha descansado (y darle su debido descanso).
...forzar los beneficios de la meditación, sino de permitir que estos surjan de forma natural.
...esperar que suceda esto o aquello en la meditación, sino de estar en meditación sin expectativas.
...calmar las olas emocionales o mentales, sino de dejar que éstas se calmen por sí solas.
...comprender conceptualmente la realidad, sino de comprender vivencialmente la realidad.
...escaparse de la vida, sino de vivir en ella (cuando medites, medita. Cuando comas, come).
...desconectarse de todo lo demás, sino de conectarse con todo lo demás.
...conectarse con todo lo demás, sino de darnos cuenta de que siempre hemos estado conectados.
...cultivar la quietud, sino de dejar de cultivar para que ésta florezca por sí sola.
...vivir en silencio, sino de reconocer el silencio de los sonidos.
...darnos cuenta de lo extraordinario de la meditación, sino de lo ordinario de la meditación.
...ser ordinarios, sino de reconocer lo ordinario de lo extraordinario.

Y finalmente, no se trata de meditar, sino de ser y estar en meditación: aquí, ahora, despiertos, atentos y conscientes, sin esfuerzo y sin expectativas.

2 comentarios:

Fer dijo...

Ash! Cualquier malinterpretación que la meditación pueda tener, pregúntenme, seguro yo ya caí en ella. =(

A Priori Kreuz dijo...

Al principio todos caemos en esas y más =****