jueves, 2 de septiembre de 2010

Usa el narcisismo a tu favor


"Cuando medito no pasa nada."

¿En serio?

Al sentarnos a meditar pasan muchas cosas: tiempo, pensamientos, entusiasmo por despertar, ansias por ingresar a uno de esos estados que tanto mencionan los meditadores hardcore, aburrimiento, hastío, coraje, desesperación, sueño, molestia, impaciencia...

Y a todo eso lo llamamos "no pasa nada".

¿Qué sería que pasara algo?

Tal vez esperamos que pasen cosas como: despertar, gozo, placer, éxtasis, luz, felicidad, paz, ecuanimidad, trascendencia, entendimiento, claridad, iluminación, budeidad, nirvana, moksha, primer bhumi, Stream Entry, jhanas, dhyanas, jñanas...

Pero como no ocurre nada de eso, mandamos al diablo la práctica de meditación y una vez más ingresamos al ciclo sin fin del drama y la euforia.

Manda al diablo el selectivismo

Contempla la impaciencia por despertar, el desdén por los que están "mejor" que tú, el aburrimiento de la paz, tus quejas mentales que parecen no tener fin, tu astucia que afirma que ya lo sabe todo, lo idiota que te asumes, lo perfecto que te consideras, lo insignificante que crees que eres para los demás, lo mucho que te desprecias, lo mucho que te halagas o lo mucho que te amas.

Vuélvete como Narciso, pero sin el selectivismo.

3 comentarios:

César Bacale dijo...

Vuélvete como Narciso, pero sin selectivismo..je.llynat
Muy agudo, Alex, muy agudo...y contemporáneo.
Saludos.

Alex Serrano dijo...

Gracias amigo, buscaré por ahí otro "enemigo de la espiritualidad" (como el narcisismo) y trataré de darle la vuelta.

DESDOBLAMIENTO ASTRAL a MUNT dijo...

Esto si que es EGO PURO