jueves, 11 de febrero de 2010

Dharmakaya


La realidad es completamente pura. Es invisible. Es tan invisible que revela todas las apariencias visibles. Gracias a su invisibilidad, todo lo demás surge. La realidad es vacía y por lo mismo es verdadera. Si estuviera llena de algo sería imposible percibir todo eso que percibimos. No podríamos ver los colores, ver los sonidos o ver las sensaciones. Por ello la realidad es vacía, para que no haya nada en medio que impida su surgimiento aparente.

Las aparencias engañan pero también revelan la verdad. La realidad visible es una mentira completamente honesta. Cada arbol es una mentira, cada ser vivo es una apariencia, cada sensación es un espejismo. Todo ello, en conjunto es una mentira infinitamente verdadera.

Sólo en meditación es posible percibir ambas caras de esta moneda. Tanto la aparente como la real. En meditación nos damos cuenta de que todas las formas, colores, sonidos, percepciones y sensaciones, son pincelazos que se plasman a sí mismos sobre un lienzo que nunca deja de ser invisible. Ello aplica también a nosotros mismos:

- Mi percepción es un pincelazo.
- Mi forma es un pincelazo.
- Mis sentimientos son pincelazos.
- Mi voluntad es un pincelazo.
- Mi consciencia es un pincelazo.

¿Por qué ser sólo pincelazos si tenemos la oportunidad de ser el lienzo invisible?
¿Por qué ser sólo lienzo invisible sin ser pincelazos?

Ser lienzo invisible y pincelazos al mismo tiempo es meditación perfecta.

2 comentarios:

César Bacale dijo...

Cuan simple y profunda verdad, y cuan pocos la comprenden, amigo mio, y sin embargo, todos los seres se benefician de ella.
Vivir la perfecta vacuidad es vivir la vida sin etiquetas ni categorias.
Venerar su apariencia tanto como su vacuidad, y no dejarse atrapar por ninguna.
Porque la forma es incesantemente vacio y el vacio es incesantemente forma. Y en este misterio nirvana y samsara se confunden, desaparecen, y la realidad es lo que es, perfecta instante por instante.
No hay sufrimiento ni causa de sufimiento ni extincion del sufrimiento. Por eso tambien hay sufimiento y causa de sufrimiento y fin del sufrimiento. Aqui todo es verdad, tal cual se muestra, perfecto y radiantemente vacio.
Tu mente descansa en la mente clara, Alex, en la mente del buda, te felicito, sabiendo que alex es alguien y nadie al mismo tiempo, y que mi propia felicitacion es tan real como vacia.
Todo es claro.
Mis respetos, pequeño buddha.

Alex Serrano dijo...

"Por eso tambien hay sufrimiento y causa de sufrimiento y fin del sufrimiento."

Eso mismo. Eso es libertad total.

Muchas gracias por tus palabras César. El respeto es completamente mutuo.

Un abrazo!