martes, 12 de octubre de 2010

Borrador del pasado


"Estos dos son unos tontos. ¿Cuáles dos? El/la que no ve su transgresión y el/la que no perdona, correctamente, a quien ha confesado su transgresión. Estos dos son unos tontos.

Estos dos son unos sabios. ¿Cuáles dos? El/la que ve su transgresión como una transgresión, y el/la que perdona, correctamente, a quien a confesado su transgresión. Estos dos son unos sabios."

- El Buda


La cita anterior la tomé de uno de los foros de discusión de Kenneth Folk Dharma. El thread aquí (post 147).

Fernanda (mi fianceé) y yo hemos trabajado lo anterior TODOS los días. Llevamos dos años y medio practicando la confesión y el perdón de todas nuestras transgresiones. Muchas, muchas, muchas veces fallamos.

Pero SIEMPRE perseveramos y logramos confesar y perdonar todas nuestras transgresiones.

Eso nos mantiene sumamente felices.

Practiquen.

9 comentarios:

Amelia dijo...

La confesión es un sacramento sanador hasta decir basta. Las épocas de mi vida en que encuentro confesor@a, y en que ejerzo de tal, son las más liberadoras y felices.
Un abrazo, Alex.

Anónimo dijo...

QUE HACER CUANDO TU ESCENCIA TE PREGUNTA QUÉ HAY DE CIERTO EN LAS CREENCIAS? SOY ESPIRITUAL (confesión). Y LAS PRACTICAS TEISTAS ESTAN CADA VEZ MÁS LEJOS AL IGUAL QUE LAS CREENCIAS. NUESTRO ALIMENTO NO SON LAS ORACIONES REPETITIVAS, SINO LA COMUNIÓN CON LA FUENTE.
SALUDOS ALEX!

Amelia dijo...

¿Necesito aclarar que no me refería a la confesión "canónica"? Hablo de una práctica que es "sacramental", en sentido amplio, se haga con un amigo, un terapeuta o una persona de confianza, y que se resume en decir la verdad sobre uno mismo, en permitir que otro ser humano nos vea sin máscaras ni tapujos, y nos valide sin juicio. Eso permite que nosotros mismos nos validemos sin juicio. Besos.

Alex Serrano dijo...

Anónimo: ¿Qué hacer? Hazle caso a tus dudas e inquietudes.

Desde niño cuestioné la fe sin fundamentos y, gracias a ese escepticismo, ahora tengo una fe que no requiere de evidencia. Saludos anónimo!

Amelia: nada como la confesión que mencionas. Se saca todo lo podrido, la pus, las lombrices. Y sí, al confesar de esa forma, uno aprende a comprender y perdonar. Besos igualmente =)

César Bacale dijo...

La frase insignia de love story dice: Amar significa no tener que decir nunca lo siento.
(esto solo podrían haberlo dicho dos adolescentes, y es en cierto modo el origen de tanta tragedia))
El amor maduro y humano es lo contrario:
Amar significa tener que decir mucha veces lo siento.
Y escuchar otras tantas que al que lo siente (sin juicios).
esto es válido tanto para fiancees como para relaciones mas trascendentes, pero es universal para todas.
Esto es lo que me ha inspirado este texto.
Abrazos.

Alex Serrano dijo...

César: pura medicina pa'l alma esto de confesar, decir lo siento y perdonar de forma genuina.

Por cierto, para los lectores: perdonar es dejar ir TODO tipo de de ira, ganas de humillar, castigar, hacer sentir menos, etc. ;)

Atma Lula dijo...

Confesarse y perdonar es una buena práctica si lo que haces es únicamente mirar y decir la verdad.
Todo lo demás será enrredarse más y más..
"La necesidad de confesar", ata.
"El acto de perdonar" implica que ya has juzgado algo como negativo o erróneo, esto te enrreda más en lo ilusorio.
Simplemente mirar, decirse la verdad sin más.. esto sí libera..
Todo lo demás sigue siendo un juego que ata..
Si necesitas perdonar, es que ya has juzgado.. prueba a no juzgar, prueba a ver, a comprender y no necesitarás perdonar nunca más.
Un abrazo.

Alex Serrano dijo...

Atma:

Entiendo tu punto perfectamente.

Pero mientras la inercia de los resentimientos, miedos, defensas, sadismos y canibalismos exista y rija nuestras vidas, la confesión y perdón se vuelven el sendero.

No es que sea "necesario", más bien, si uno busca dejar de ser nocivo, el perdón y confesión son un entrenamiento, un cultivo, una sanación o una medicina.

Una vez que la inercia haya cesado, el perdón siempre es instantáneo, incesante, sin esfuerzo e incondicional. Tal vez esto se llame amor o compasión.

Y uno mismo es una confesión instantánea, incesante, sin esfuerzo e incondicional. Tal vez esto se llame libertad o pureza.

Abrazos y gracias por tu contribución =)

Anónimo dijo...

. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años