domingo, 31 de enero de 2010

Conducta perfecta


La forma correcta de domar la mente es por medio de una disciplina similar a la del crecimiento de los árboles.
La forma correcta de subyugar las emociones negativas se da a través de una vulnerabilidad similar a la de las burbujas.
La forma correcta de cultivar la honestidad es por medio del amor a descubrir todos los apegos y egocentrismos dentro de uno.
La forma correcta de meditar es a través de una paciencia idéntica a la de una madre que perdona todo lo que su hijo malcriado hace.
La forma correcta de abandonar actos nocivos es similar a la obediencia de un enfermo de la garganta que hará lo que sea por aminorar el dolor.
La forma correcta de despertar la mente es idéntica a la forma en la que un loco rompe con toda lógica y estructura intelectual.
La forma correcta de vivir en el aquí y el ahora es similar al momento en el que la última pieza del rompecabezas se coloca en el espacio vacío.

4 comentarios:

César Bacale dijo...

Sí, asi es; blandura, humildad, flexilbilidad,paciencia, amor, honestidad, coraje, locura...todo eso y mas, hasta ese:

"similar al momento en el que la última pieza del rompecabezas se coloca en el espacio vacío."

Sí.
Tu lo has dicho.
Imganes poderosas, que ayudan a la gente secilla a darse cuenta.
y a los locos honestos a colocar , o abandonar esa última pieza en el vacío.
Un abrazo alex.

Soledad dijo...

Pues sí.
Un abrazo. Y gracias. Y nos seguimos viendo.

Ines dijo...

Conclusión: menos samba y mais trabaiar :-)

Alex Serrano dijo...

Inés: Sí. El condicionamiento es denso y pesado. =P