miércoles, 7 de julio de 2010

Star Wars, gerundios y meditación


Al manejar tu automóvil, "manejando" es la meditación.
Al conversar, "conversando" es la meditación.
Al pelear, "peleando" es la meditación.

Al reconocer los gerundios en nuestras actividades, se revela la acción indefinible y sin agente. Eso explica por qué se evita el gerundio en la redacción de revistas populares: es difícil generar una imagen de tal conjugación y, por lo mismo, se usan alternativas.

Pero es precisamente la carencia de imagen en nuestra mente lo que desmantela la neurosis e ignorancia.

"Peleando" es una cosa indefinible la cual es inubicable en el tiempo o espacio. "Peleando" está confinado al infinitamente diminuto "ahora": suceso que evidentemente es inencontrable. Si se reconoce que no hay suceso, se desmorona el apego a la manifestación de los "peleadores".

Vivir en gerundios, entonces, es la permanencia en el suceso que no nace, perdura o cesa.

En realidad nada nunca ha nacido, perdurado o cesado.

¿Significa esto que debemos eliminar las demás conjugaciones, agentes y demás componentes definidos del lenguaje?

Por supuesto que no.

Si vivimos en gerundios sin las demás manifestaciones verbales sin duda hay un error. Nos desconectamos de la realidad y caemos en la catatonia espiritual. Un engaño más. Hacen falta los "yo", "tú" "ustedes", etc. Sólo debemos reconocer que los pronombres y demás acciones visibles, en esencia, nunca nacen, duran o cesan. Tal y como los gerundios.

La acción sin agente es la acción con agente. Eso es meditación perfecta: nacimientos, duraciónes y muertes aparentes de sucesos que no nacen, duran o mueren.

Todo es un holograma: cada sensación, percepción, sentimiento, acto, forma, gusto, disgusto, etc. en realidad sucede sin suceder.

Pero eso ya lo sabíamos. =P

3 comentarios:

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Eso ya lo descubrió Cela. Cuando era senador y el presidente del senado le reprendió por estar dormido en el plena, él contestó que no estaba dormido, sino durmiendo. "Es lo mismo estar dormido que estar durmiendo", dijo el presidente". "No, señor presidente", respondió Cela; "no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo".

Alex Serrano dijo...

Ahora transforma todo a gerundio:

Jodido -> Jodidoando
Manos -> Manoando
Pantalla -> Pantallando

La existencia de cada suceso o fenómeno es un gerundio. Gerundio existencial tal vez.

Suma todos los gerundios fenoménicos existenciales y lo que queda es un gerundio gigante sin principio y sin fin.

¿Por qué referirme a los sucesos como si fuesen gerundios? Es una metáfora más de la meditación genuina o la realidad tal y como es.

Sucesos sin definición y sin tiempo fijo.

Alex Serrano dijo...

O sea, impermanencia y vacío.