miércoles, 14 de julio de 2010

Cómo meditar según los gatos


Hace tiempo escribí un post que proporciona un mapa de la meditación. Un poco antes escribí algunas aclaraciones sobre la meditación, post que tuvo como objetivo eliminar malinterpretaciones.

Es tiempo de darle una refrescada a la práctica. Además, debido a que tengo mis clases de meditación grupal en pausa, esto seguro les servirá por el momento.

Disclaimer: hay miles de técnicas de meditación. La que proporciono a continuación no es la única. De hecho, es probable que en el futuro hable de otra completamente diferente a esta.

1) Descansa tu atención en un objeto (por ejemplo un florero frente a ti)
2) Con naturalidad y de forma relajada mantén tu atención en el florero.
3) Cuando un pensamiento te distraiga, con cariño regresa tu atención al florero.
4) Expande tu atención por medio de una suma de componentes de la realidad: ¿qué hay alrededor del florero? Seguro hay una mesa. Ok, ahora presta atención al florero y a la mesa al mismo tiempo. Esa es la suma. ¿Qué más puedes sumar? La mesa, los demás adornos, las sillas, los cuadros, las paredes. Hasta tú mismo te puedes sumar (sí, eres una cosa más que está alrededor del florero). Haz la suma perceptual. Percibe todo lo perceptible al mismo tiempo.

Ya. Esa es la técnica.

Veo venir el obstáculo: "Si quiero percibir las paredes, tengo que dejar de prestar atención al florero."

Los gatitos nunca quitan la mirada de su objeto de atención. Sólo mueven las orejitas cuando escuchan algo extraño por ahí pero su mirada se mantiene. ¿Podemos hacer lo mismo? Claro: Observa el objeto y escucha lo que sea que suene, al mismo tiempo. Inténtalo. Con práctica y paciencia seguro lo lograrás.

Mover las orejas es otra cosa.

¿Por qué hacer esto?
Al practicar una y otra vez la percepción simultánea de este momento y sus componentes, abandonas una y otra vez los hábitos mentales que generan toda clase de mierda emocional. Además, cultivas desapego. Aprendes a soltar todo lo que se tenga que soltar.

Percibe de forma simultánea este momento tridimensional y sus componentes, diariamente, y la neurosis se erosionará poco a poco. Podrás estar en sintonía con el movimiento, cambio y evolución de este momento.

Serás cambio
y, por lo mismo, no serás algo atorado.

Sólo hazlo. Así como el maestro zen de la foto.

2 comentarios:

ever... dijo...

Cuando vuelves a lo más simple te das cuenta de que todas las respuestas estan ahi listas para ser encontradas. Por lo general Los gatitos y perros nos ganan los hallazgos gracias por recordarnoslo.

Alex Serrano dijo...

No hay de qué chica =) A ti por comentar.

Agregaría las plantas, el clima, el cuerpo humano y cientos de organismos más. Las reglas naturales y divinas se repiten una y otra vez.

Todo el muno fenoménico está repleto de Dharma.